El Plomo en Playa Blanca: población protesta

Versión para impresión
Plomo en Antofagasta Chile

Preocupantes niveles de plomo en las poblaciones Coviefi, Playa Blanca y en el sector de Portezuelo, al centro-sur de Antofagasta Chile, denunció el Colegio Médico de Antofagasta

a fines de 2006 al revelar los resultados de análisis realizados a muestras de tierra tomadas por expertos en la materia. en esta nota conversamos con uno de los dirigentes vecinales que impulsa la organización de los pobladores para enfrentar esta grave problemática.

Por Manuel Godoy G.

La polución del plomo se ha trasladado al sector sur de Antofagasta, tal como un bandido o un asesino en serie que ha alternado su oscuro oficio de muerte de lugar en lugar, como medio de coartada y frío experimento.
Así es, en este caso el solapado sentido de la “productividad a toda costa” ha tocado las puertas de los vecinos del sector Playa Blanca, debido principalmente al traslado de este veneno al sector de Portezuelo. Para conocer la postura comunitaria nos acercamos a la emblemática sede de la Unidad Vecinal Nº 5 Playa Blanca, y en específico a su joven presidente, Mauricio Álvarez Torrico y al Primer Director, Gabriel Rojas, quienes nos adelantaron las formas en que el gobierno regional y el colegio médico han interactuado con ellos.

Ante el expresivo rostro de Mauricio nos resta escuchar su versión del problema…
“Primero que nada, -dice, con un par de ojos enormes que denotan rigurosidadad-, existen dos versiones acerca del tema, una de ellas es la versión del Colegio Médico y la otra la expresada por la Seremía de Salud. Por el momento no se ha clarificado el tema, y por lo mismo no debemos adoptar una posición alarmista, pero a su vez tenemos una posición cauta y debemos estar atentos al tema, hasta tener la respuesta definitiva, es decir el documento en mano”, afirma Mauricio.

¿Mauricio, existen casos patológicos que se asocien al tema del plomo?
De acuerdo al punto 5, en el informe del Seremi de Salud, no existen tales casos. No obstante, como junta de vecinos tenemos la obligación de poner la voz de alerta si ya existe dicha contaminación, pues las muestras “extraídas de las ventanas” aún siguen sin respuestas, estamos en “status quo”. Vamos a coordinar con ambas entidades, previa versión oficial y posterior a ello, dependiendo de la respuesta, actuaremos. Queremos hacer un llamado a las otras unidades vecinales, con el fin de trabajar juntos. Nosotros ofrecemos nuestra ayuda para hacer común la lucha y coordinar una sola acción. Nosotros comenzamos hace un año en esta lucha, desde que el contaminante se trasladó al sector de Portezuelo desde el ferrocarril.

¿Tú crees que se debe profundizar en la problemática?
Mira, antes que nada hay que ser responsable, informarse acerca del fenómeno. Por lo mismo, lo preocupante es que no se trate a tiempo los perjuicios de las partículas contaminantes, y que por el contrario las autoridades dejen manifestarse las consecuencias. En este caso pedimos que nos hagan partícipes de las políticas públicas, y si definitivamente no es así, llamamos a los organismos ecológicos no gubernamentales a que se acerquen a nosotros y colaboren con la causa contra el monstruo gris. Hasta el momento no tenemos un informe epidemiológico, sin embargo esperamos con tranquilidad y estamos alerta.

Luego de concluida la entrevista, nos quedamos unos minutos conversando, añorando cohesión civil, poblacional.
Y pensar que la cosa es tan simple, como empezar a exigir por nuestros derechos fundamentales, como vivir en un ambiente libre de contaminación, tal como reza y garantiza, incluso nuestra obtusa constitución. ¿Seremos entonces más obtusos nosotros por nuestra inamovilidad, nuestra auto-represión a ese ser infinitamente amoroso y social? Pues bien, la respuesta la tienen la dirección de nuestros pies y el conocimiento de nuestros derechos. Y luego, claro, nuestras frentes en alto y la palabra y la pluma más impactantes que un cañón y una espada, es decir, la acción. Porque eso inevitablemente somos: acción y movimiento.

Fuente: La Alternativa
_____________________________