Juguetes chinos 10 - 30% con exceso de metales pesados

Versión para impresión
Detectando plomo en juguetes. China

Beijing, 08/12/2011(El Pueblo)- Casi el 10% de los productos para niños vendidos en los mercados chinos contienen exceso de plomo, un metal pesado nocivo, lo que representa una amenaza para su salud, dijo Greenpeace después de una investigación reciente.

En noviembre, Greenpeace China compró al azar 500 productos para niños en centros comerciales, supermercados y mercados mayoristas de cinco ciudades: Beijing, Shanghai, Guangzhou, Wuhan y Hong Kong. Se descubrió que el 10% no cumplía con la norma nacional de contenido de plomo, y más del 30% contenía cinco otros metales pesados peligrosos.

Las sustancias examinadas (plomo, antimonio, arsénico, cadmio, cromo y mercurio) pueden dañar seriamente el sistema nervioso, y puede ingresar en el organismo a través de la piel o membranas mucosas, alimentos contaminados o al respirar.

“Por ejemplo, el plomo, el cual es altamente tóxico y acumulativo, dará lugar a obstáculos para el desarrollo mental y físico del niño y la capacidad de aprendizaje”, dijo Wu Yixiu, un activista de la prevención de toxinas de Greenpeace China.

“Los experimentos con animales han demostrado que es probable que los riesgos para la salud causados por exposición a metales pesados en la infancia continúen a lo largo de la vida”, dijo Zhang Yunhui, profesor asociado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Fudan.

Un documento sobre el envenenamiento por plomo en niños de los Centros de los Estados Unidos para el Control y Prevención de Enfermedades dijo que no existe un umbral seguro para el contenido de plomo en el cuerpo humano y los niños no deberían tener exposición a la sustancia.

En octubre de 2010 entró en vigor una norma nacional obligatoria para los recubrimientos de juguetes. Esta norma, emitida por el organismo de control de calidad más importante de China y la administración de normas, establece límites para el contenido de dichas sustancias. Por ejemplo, el máximo del contenido total de plomo es de 600 miligramos por kilo.

Sin embargo, Greenpeace cuestiona las normas, diciendo que las autoridades han establecido un límite máximo solamente para el contenido total de plomo, pero no para otros metales.

“Aunque existe la posibilidad de que los niños puedan tragar un juguete, es más común que lo toquen, mastiquen o huelan”, dijo Wu.

Algunos países, incluidos los EE.UU. y Canadá, establecieron el límite de contenido de plomo en los recubrimientos de juguetes en 90 miligramos por kilo.

Huang Ning, uno de los redactores de las normas nacionales y un experto de la comisión nacional de normas técnicas para pinturas y pigmentos, dijo que los estándares son una combinación de normas internacionales y las utilizadas por los fabricantes de juguetes en China.

“Los límites establecidos para los ocho metales pesados son similares a los utilizados en la Unión Europea”, dijo Huang.

El organismo de control de calidad de China realizó exámenes de juguetes al azar en mayo y encontró plomo y cromo. Dos de las 242 muestras no cumplían con los límites nacionales sobre el contenido de metales pesados.

Un gerente de una fábrica de juguetes plásticos con sede en Shenzhen, quien se identificó sólo como Jin, dijo saber que algunos fabricantes de juguetes habían establecido un sistema de examen propio, después de que se emitieron las normas sobre el revestimiento de juguetes.

“Llevamos a cabo un control trimestral al azar de los revestimientos”, dijo Jin. “No nos atrevemos a bajar la calidad de las materias primas, porque no podemos correr el riesgo de las consecuencias de los problemas de calidad”.