Zeolita nuevo material útil contra el plomo

Versión para impresión
Zeolita

La zeolita es un mineral no metálico que puede ser empleado para filtrar aguas, recuperar suelos, e incluso como quelante ingerible contra la contaminación por plomo.

Sería oportuno que se identifiquen las fuentes nacionales (zonas volcánicas) y se propicie la investigación para su uso en filtros, aditivos para suelos y hasta medicamentos.

Los diversos empleos de la zeolita se deben a su potencial como intercambiador natural de iones, alto poder de adsorción (proceso por el cual un sólido se utiliza para eliminar una sustancia soluble del agua) reversible y tamiz molecular natural, lo que le permite la descontaminación de sustancias tóxicas agresivas.

Según investigaciones, existen más de 50 tipos de tierras zeolíticas conocidas. La clinoptilotita posee las propiedades más interesantes de filtración, adsorción y secuestro de cationes (iones con carga positiva). Las zeolitas, "piedras hirvientes" en griego, tienen una estructura semejante a una jaula, formada por tetraedros unidos por átomos de oxígeno.

También es capaz de intercambiar metales pesados, como plomo, níquel, hierro y cobalto, y purificar tanto aguas potables como residuales contaminadas para ser vertidas apropiadamente en los cuerpos receptores.

El mineral se encuentra preferentemente en zonas donde en la prehistoria existieron volcanes. Estados Unidos, Australia, Turquía, Japón y China, además de África, figuran entre los principales productores de zeolitas, aunque se considera posible encontrar yacimientos en todos los continentes.

AdjuntoTamaño
aguametalspesados.pdf126.41 KB